Medición de las acciones en redes sociales


Una de las cuestiones más planteadas durante estos tiempos es cómo medir el efecto de nuestras acciones en redes sociales. Cuando la publicidad tradicional entró en juego, el mundo del marketing terminó encontrando formas de medir el efecto de la inversión publicitaria. Ahora, las redes sociales se encuentran en ese punto de búsqueda de sistemas de medición.

Y no son pocas las empresas de consultoría que apuestan por innovar tratando de plantear medidas para traducir el valor de los seguidores o de las interacciones en plataformas de social media a cifras monetarias. A fin de cuentas, los empresarios anclados en el entorno 1.0 reciben de mejor grado la inversión en redes sociales si se justifica con resultados monetarios.

Las empresas Syncapse y Hotspex han apuntado un sistema de medición de seguidores en redes sociales que traduce el valor de cada fan a 136 dólares de media. Claro está, cuando hablamos de seguidores se entiende que usuarios de origen norteamericano y consumidores de las 20 mayores compañías con presencia en la red social Facebook. La medida no es aplicable a otras empresas ni tampoco a usuarios de otros países, aunque sí puede ser un valor orientativo en función del tamaño de cada empresa, su mercado objetivo y del tipo de usuario según el país y su capacidad económica.

El cálculo de este valor deriva de cuánto gastarán los fans en productos de la marca una vez han interactuado con la firma a través de las redes sociales. El valor también se fija en base a la lealtad del seguidor a la marca y a la labor que éste hace como embajador de marca recomendando los productos a sus amigos y conocidos.

Otro punto de interés destacado por ambas empresas es que los consumidores invierten más dinero en aquellas marcas de las que son seguidores en redes sociales que en las que no son fans. Las ventas de marcas de alimentación instaladas en Facebook crecieron entre sus seguidores, según la investigación, que aporta datos para firmas como Oreo o Nokia.

Dicho esto, está claro que no vale lo mismo un seguidor de una firma de primer nivel, de una multinacional, que de una pequeña PYME. Posiblemente, a la gran marca le cueste menos conseguir seguidores por la propia inercia del mercado, ya que las redes sociales continúan siendo todavía aunque no por mucho tiempo un medio secundario en cuanto a publicidad.

Las campañas que se desarrollan en redes sociales derivan en muchos casos del anuncio previo de los productos de las grandes marcas en televisión. Y es que el social media es, a día de hoy, una prolongación más del armazón publicitario de una campaña, que en muchos casos viene derivada directamente de medios tradicionales como la televisión, tendencia que poco a poco va variando en favor de la publicidad adaptada 100% al lenguaje propio de las redes sociales, tomando cada vez más relevancia la figura de los community managers cómo profesionales del marketing en social media.

Fuente: Puromarketing

Montse García

Marketing y Comunicación integral

@modernmarketing