Mobile Marketing

Nuestro teléfono móvil  se ha convertido en un elemento imprescindible en nuestras vidas, tanto que estamos seguros que muchos preferirían perder su cartera y su dinero antes que su teléfono, un dispositivo con el que cada vez podemos hacer más y más cosas.

El teléfono móvil se convierte de esta forma en una ventana abierta a miles de empresas que quieren conquistar al usuario a través de su objeto más personal. Pero…¿qué se esta cociendo en el mundo del mobile marketing? Te lo mostramos aquí.

Si tenemos en cuenta que en el primer trimestre de 2010 las ventas de smartphones crecieron nada menos que un 49% a nivel mundial, es fácil darse cuenta cómo estos pequeños terminales están llamados a revolucionar la manera en la que nos conectamos a Internet y gestionamos nuestra vida on-line.

En este sentido, el teléfono móvil que hasta ahora ha sido utilizado principalmente para realizar llamadas y enviar SMS, puede desplazar en 2011 al ordenador como principal plataforma desde la que realizar nuestras compras on-line. Y no es algo que digamos sólo nosotros. Sin ir más lejos, un reciente estudio elaborado por ABI Research muestra cómo en 2010 se prevé que las compañías estadounidenses facturen nada menos que 2.200 millones de dólares en ventas a través de este canal, estimando que para 2015 este volumen podría crecer hasta los 11.900 millones de dólares.

Teniendo en cuenta estos datos cabe preguntarse lo siguiente: ¿Qué es lo que busca un consumidor cuando utiliza su teléfono móvil? ¿Cuáles son las tendencias que están empezando a tener peso en este canal? Del mismo estudio se desprende que las redes sociales y los servicios de realidad aumentada cada vez van a más, pero que además lo que los consumidores están buscando es lo siguiente:

Cazadores de gangas

Queremos lo mismo, pero más barato. La inteligencia social asociada a las redes convierten a los smartphones en la plataforma perfecta para encontrar ofertas de última hora, “chollos” irresistibles o el establecimiento en el que ofrecen los mejores masajes al mejor precio.

En 2009 y 2010 hemos visto cómo las aplicaciones que ofrecen “Cupones de descuento” (Oportunista.com, Bliquo, etc) están teniendo una gran aceptación entre los usuarios tanto de iPhone como de Android. Para la segunda mitad de este año veremos cómo se multiplican este tipo de aplicaciones así como que nacen otras que como RedLaser con capaces de escanear códigos de barras y ofrecernos cómo resultado la tienda en la que podemos encontrar dicho artículo a un precio más interesante.

Auge de los códigos QR

Un código QR (Quick Response), es un código en dos dimensiones que puede ser escaneado por ejemplo, por la cámara de fotos de un smartphone, mostrando en pantalla texto, imágenes, vídeos, música o incluso una página web.

Aplicado por los establecimientos tradicionales, utilizado por empresas que quieren promocionar sus productos de una forma “diferente” y empleado intensamente en campañas de marketing viral, todo apunta a que pueden convertirse en uno de los actores que van a dar mucho de lo que hablar el año que viene.

Banca on-line y medios de pago

Algunas entidades financieras como “La Caixa” ya están experimentado de forma positiva con aplicaciones específicas para dispositivos como el iPhone o el iPad. El concepto subyacente a estas aplicaciones (también desarrolladas por entidades más pequeñas como el Banco Pastor) es que nuestras finanzas tienen que estar donde nosotros estemos, por lo que desde nuestro propio terminal móvil ya podemos por ejemplo, realizar una transferencia.

Otro elemento interesante es que ya se va a poder considerar el móvil como un medio de pago. Tras años de intentos frustrados (vease el caso de Mobipay), parece que la sociedad le está “perdiendo el miedo” a pagar con su teléfono. La buena acogida de la aplicación desarrollada por Paypal evidencia este cambio de tendencia por lo que es probable que veamos más desarrollos en este campo.

En campo similar, Square propone convertir nuestro teléfono inteligente en un lector de tarjetas de crédito, de modo que cualquier autónomo, freelance o incluso pequeñas tiendas pueden acceder a un TPV sin tener que hacer ninguna inversión adicional en hardware. Si a esto le añadimos que empresas tan importantes como Visa ya han anunciado el desarrollo de su plataforma de pagos para móviles, resulta más que evidente que algo muy importante está tomando forma.

Elementos tangibles

Pero a fin de cuentas…¿qué es lo que están comprando los consumidores con sus móviles? Según la Mobile Marketing Association, un 17% de los consumidores suelen decantarse por elementos intangibles, como melodías, aplicaciones, canciones, etc. y sólo un 6% se decanta por adquirir objetos “reales”.

Sin embargo, esta tendencia parece estar cambiando, y lo está haciendo con bastante rapidez. Para ilustrar este extremo resulta interesante comprobar cómo una empresa cómo eBay está experimentando un segundo auge en el “mundo móvil”.

En 2009 facturó nada menos que 600 millones de euros gracias a su aplicación móvil y espera aumentar en un 200% su facturación para 2010.

Marketing puro y duro

Ikea, Zara, Wolkswagen, etc, son decenas las empresas de todos los tamaños que se han decantado por desarrollar aplicaciones que prometen un plus a sus usuarios.

En ocasiones ofrecen un pequeño juego o funcionalidad cuya función es exclusivamente la de vender su imagen a través de los terminales móviles. En otras, dan un paso más allá y optan por ofrecer descuentos en las compras que se realizan a través del terminal, incluyendo como no podía ser de otra forma, promociones exclusivas.

Fuente: muypymes

Montse García

Marketing y Comunicación Integral

@modernmarketing