Marketing online y Marketing tradicional

Cuando hablamos de Marketing nos referimos a un conjunto de procedimientos diseñados y utilizados para comercializar y distribuir nuestros productos, bienes o servicios a un determinado sector de consumidores con el fin de aumentar nuestras ventas.

El  marketing se adapta y abre nuevas herramientas  para desarrollar el e-business y el e-commerce. La fusión de lo mejor del marketing tradicional y las nuevas herramientas del marketing online logran coincidir en una serie de estrategias, que formuladas de una manera adecuada, bajo un plan de marketing organizado y coordinado, pueden conseguir alcanzar los objetivos planteados en una campaña.

Entre los muchos beneficios del marketing online encontramos que nos permite poner a disposición información que detalla nuestros servicios o productos, ofreciendo información continua e ilimitada a nuestros clientes. Las relaciones que se establecen son más duraderas y permiten el ajuste en tiempo real de la oferta y la demanda.

Internet nos ayuda a expandir a nuevos mercados tanto nacional como internacional, logrando llegar de manera simultánea la misma información a nivel mundial, permitiendo tener  un número mayor de clientes potenciales, así como fidelizar a los clientes ya existentes.

La segmentación del público es más específica, podemos desarrollar un sinfín de campos que nos ayuden a conocer nombres, direcciones, teléfonos, sector de interés, preferencias personales, etc. de los clientes.

Podemos tener inmediatez en las respuestas de nuestro público, lo que permite una evaluación tangible e inmediata del funcionamiento de las estrategias utilizadas en nuestro plan de marketing.

Internet ofrece muchas posibilidades de publicitar nuestros productos. Mejor aún y lo más favorable de todo, es que sus costes son reducidos ante los beneficios que nos trae una campaña en la web, a diferencia de los elevados costes que acarrea el marketing tradicional.

Así, el marketing online acorta sus diferencias en relación al marketing tradicional y consolida conceptos como reputación, branding, fidelidad, compromiso, retroalimentación, promoción y escucha activa, poniendo a todos ellos alineados en el punto de mira de la consecución de objetivos.

Debemos recordar que Internet es un mundo que tiene sus propias reglas, son variables e independientes, pero también debemos recordar que el uso adecuado de una serie de técnicas y herramientas,  algunas también usadas en el marketing tradicional nos permite ser competitivos en la web.

El marketing digital no es algo que esté por llegar, si no que ya forma parte de la estrategia comercial de las empresas y marcas, es el presente, además que su evolución será una constante que dará paso al marketing del mañana donde internet aumentará su poder y relevancia.

 

Montse García

Marketing y Comunicación integral

@modernmarketing