El Papa y las redes sociales

Benedicto XVI asegura que Facebook «ha contribuido a una renovada valoración del acto de comunicar»

El Vaticano también se adapta a los nuevos tiempos. El Mensaje de Benedicto XVI para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales ha estado dedicado de manera monográfica a las redes sociales. El Papa pide por primera vez claramente a los católicos integrarse en ellas, que «den testimonio coherente en el propio perfil digital» y sean «profundamente concordes con el Evangelio» en el modo de comunicar «preferencias, opciones y juicios».
El Pontífice recuerda que existe «un estilo cristiano de presencia también en el mundo digital» caracterizado por «una comunicación franca y abierta, responsable y respetuosa del otro» que no cede «a la ilusión de construir artificialmente el propio ‘perfil’ público».
Además, el Papa señala que las redes sociales como Facebook «han contribuido a una renovada valoración del acto de comunicar» considerado como «diálogo, intercambio, solidaridad y creación de relaciones positivas». Sin embargo, Benedicto XVI ha recordado que «todo ello tropieza con algunos límites típicos de la comunicación digital» como «la interacción parcial, la tendencia a comunicar sólo algunas partes del propio mundo interior» o el riesgo «de construir una cierta imagen de sí mismos que suele llevar a la autocomplacencia».
En el mensaje también se recuerda que «cuanto más se participa» en las redes sociales «se establecen nuevas formas de relación interpersonal que inciden en la imagen que se tiene de uno mismo», por lo que «es inevitable que ello haga plantearse sobre la autenticidad del propio ser». Benedicto XVI sostiene que los cristianos «ofrecen una valiosa aportación» para que la red no sea instrumento que reduce las personas a categorías o que «permita a los poderosos monopolizar las opiniones de los demás».
Entre los peligros, se destaca que las redes digitales pueden hacer caer al hombre «en la dispersión, dado que la atención está fragmentada y absorta en un mundo diferente», así como pueden provocar que las personas «estén menos presentes con quienes encuentra en la vida cotidiana».
Mi pregunta es: tendrá el Papa un perfil en Facebook? Qué pasaría?

Fuente: abc

Montse García

Marketing y Comunicación integral

@modernmarketing